¿Qué ha pasado en junio? Nuevo vídeo y nueva novela ¡Los chicos ya están aquí!

“Los chicos del calendario: agosto, septiembre, octubre” ya está en las librerías y podéis leerlo y escribirme con vuestros consejos. ¡Pensad que ahora viene la parte difícil!… aunque nadie diría que lo que ha pasado hasta aquí ha sido fácil 😉

500000373b

Y también tenemos vídeo nuevo, el vídeo sobre el chico de junio, y hoy he actualizado todas las secciones del blog, así que lo más probable es que esta tarde o esta noche suceda algo catastrófico o impresionante… os mantendré informados.

Vosotros echadle un vistazo a todo, a las entradas, al vídeo, curiosead por todos lados y contadme cosas.

El vídeo del mes de abril y Los chicos del calendario 3

¡Hola! ¿A vosotros también os faltan horas? Decidme que sí, porque a mí me faltan días y semanas enteras, aunque antes supongo que debería confesar que a veces me faltan porque se me va la cabeza por las nubes o por la espalda de cierto chico… lo veis, lo he vuelto a hacer.

Voy a centrarme en lo que es importante: los Backstreet Boys, los aliens y el vídeo del chico de abril. Parece que no tiene sentido, pero lo tiene. Confiad en mí.

La novela con los meses de mayo, junio y julio por fin, POR FIN, ha llegado a las librerías. Ha sido una tragedia que hayamos tenido que sufrir tanto, vosotros, yo, mis vecinos cuando me puse a saltar de alegría cuando llegó el paquete, el señor de la imprenta que tuvo que aguantarme el día que perdí los nervios. Lo siento. Lo siento muchísimo. La buena noticia es que la novela ya está aquí y que lo hemos solucionado todo, absolutamente todo, para que esto no vuelva a pasar, y que la próxima llegará antes de lo que esperáis.

500000371b

Por último… ese final. Sí, el libro tiene un final de infarto. Lo sé. No lo siento, es lo que pasó y como decían en no sé que noticias de hace mil años “esta es la verdad y así se la hemos contado” (un día ajustaré cuentas con mi hermana por haberme llenado la cabeza con estas citas pasadas de moda).

Fue un final de julio muy impactante, a falta de otra palabra, pero al menos ahora os tengo a mi lado y podéis ayudarme. ¿Qué me decís? ¿Seguimos adelante juntos?

¡¡¡Os necesito!!!

 

Febrero llega ya… por favor.

¡Hola! Sé que soy un desastre, lo sé, mi madre me lo dice casi a diario, mi hermana Marta me regaló una camiseta hace años donde lo ponía y basta con ver mis vídeos (en especial el de diciembre de 2015) para tener pruebas de ello. Me gusta creer que es parte de mi encanto, como cuando dices que si vas una hora al gimnasio a la semana puedes comer una tableta de chocolate al día, me engaño.

¡¡¡Siento mucho que la tercera novela no saliera en enero!!! Lo siento muchísimo. Durante los meses de mayo, junio y julio, los que encontraréis en esta novela, sucedieron muchas cosas. Las ciudades que visité me gustaron mucho y los chicos, Javier, Alberto y John fueron… interesantes (no puedo entrar en detalles ahora), pero Víctor… Víctor, Víctor, Víctor. VÍCTOR. Y apareció el padre de Salvador, sí, el señor Barver senior, ¿senior, padre? y nos complicó muchísimo la vida y después… Salvador, Salvador, Salvador. SALVADOR. Y para rematar la poca cordura que me quedaba llegó Rubén, el creador del Instabye.

No tiene demasiado sentido lo que estoy diciendo, lo siento, pero cuando leáis esta tercera novela entenderéis mi confusión y la compartiréis. Y así no me sentiré tan sola y podré hablar con vosotros sobre lo que me pasó esos meses y también los siguientes.

Lamento el retraso, todos en la editorial lo lamentamos, pero no hemos podido evitarlo. Lo que sí podemos hacer es trabajar mucho y conseguir que la cuarta y la quinta novela salgan pronto (porque necesito contároslo ya).

El 2016 ya ha terminado, ya he conocido a los 12 chicos del calendario y he tomado una decisión sobre el concurso. Ha sido muy difícil, pero no cambiaría ni un día de estos doce meses por nada del mundo.

Prepararos, a partir de ahora vienen curvas.

img_0011

*LOS CHICOS DEL CALENDARIO 1: ENERO.

*LOS CHICOS DEL CALENDARIO 2: FEBRERO, MARZO, ABRIL.

*LOS CHICOS DEL CALENDARIO 3: MAYO, JUNIO, JULIO.

 

Sigo buscando, buscándome… y encontrándome

¡Hola!

Sé que hace días que no paso por aquí, lo siento. Lo siento muchísimo. No os merezco. La segunda entrega de Los chicos del calendario (Los chicos del calendario: febrero, marzo, abril) salió en octubre y si la habéis leído sabéis que mi vida sigue siendo muy complicada ¡y me encanta! Por primera vez en mucho tiempo, en muchísimo tiempo, empiezo a saber qué quiero, qué necesito, y me atrevo a ir a por ello (o a por ÉL 😉 )

¿He cambiado de opinión sobre los hombres? No, o no exactamente, digamos que empiezo a creer que tenía una visión errónea de la realidad, la mía y la de los demás, y aún estoy recuperándome del impacto que supuso Enero en mi vida. Pero gracias a Febrero, Marzo y Abril ahora tengo a muchas personas más en mi bando, a una de muy especial.

Os dejo el vídeo que hicimos en Gea en febrero, decidme qué os parece:

Y para que veáis que yo también estoy impaciente por seguir con nuestra aventura os cuento que en mayo visité Madrid y conocí a Javier, él es veterinario y un digno chico del calendario… y también estuvieron por allí Víctor, Salvador e incluso Rubén (pero lo que sucedió con este último estoy intentando borrarlo de mi cerebro).

A todos y a todas los que estáis impacientes por Los chicos del calendario: mayo, junio y julio, GRACIAS, GRACIAS, GRACIAS, GRACIAS, GRACIAS, GRACIAS, GRACIAS, GRACIAS. Estamos trabajando para que lo tengáis muy pronto, pensad que julio acabó hace poco, aunque nadie lo diría a juzgar por las luces de Navidad que ya cuelgan de los balcones de Barcelona, y  que me pasaron muchas cosas y quiero que todas, absolutamente todas, salgan en la novela.

Seguidme por la redes, si os apetece ver cómo sigue mi aventura. Yo, los chicos del calendario que conocéis, los chicos que aún no pero que os esperan impacientes y ÉL estaremos por allí con ganas de compartir nuestros momentos con vosotros.

Besos.

 

Lo de Candela es peor, pero estoy conociendo a gente maravillosa

Se acerca la fecha de publicación de la segunda novela donde descubriréis todo (o casi todo) lo que me pasó durante los meses de febrero, marzo y abril, así que os pido que me perdonéis si estoy nerviosa y demasiado emotiva y más si recibo vídeos como este de las chicas de Disbook, la distribuidora de la editorial.

Los chicos del calendario: febrero, marzo, abril sale a la venta el 3 de octubre.

Os prometo que los chicos de estos meses os sorprenderán, confundirán y cambiarán la vida tanto como a mí… y que Salvador, bueno, aún sigo sin saber cómo definir a Salvador. Por suerte aún nos quedan muchos meses más para descubrir si existe si algún hombre que valga la pena, para conocer gente “genialísima” (lo de inventar palabras se me ha pegado de Abril ) y para ver si soy valiente de verdad, empiezo a creer que sí 😉

 

 

 

Mi verano hashtag

¡Hola! Sé que llevo tiempo sin pasar por aquí y lo siento, lo siento mucho. Vamos por partes. ¡¡¡Muchísimas gracias a todas y a todos por leer Los chicos del calendario: enero y por los comentarios que me estáis dejando!!! Sois las mejores (y los mejores también, a ver si al final voy a cambiar de opinión sobre los hombres antes de que termine el año 😉 )

En enero me sucedieron muchas cosas, como habéis podido comprobar si habéis leído el libro, y conocer a Salvador sin duda es la más… ¿interesante? ¿importante? ¿excitante? Sí, todo eso y mucho más, tanto más que vamos a ver qué pasa a lo largo de los próximos meses.

Yo de momento no estoy de vacaciones, sigo con mis chicos, escribiendo y descubriendo quién soy y todo lo que puedo hacer. Si consigo escaparme unos días, os lo cuento, aunque la verdad es que no cambiaría este verano por nada del mundo porque nos estamos conociendo, ¿qué os parece si seguimos haciéndolo?

La próxima novela con los meses de febrero, marzo, abril sale el 3 de octubre y no os imagináis las ganas que tengo de que  Jorge, Víctor y Bernal entren en vuestras vidas y de volver a visitar con vosotros sus ciudades. Con estos tres chicos del calendario me reí mucho, me acaloré, me sofoqué, jugué a futbol, bebí el mejor vino del mundo, viajé a la prehistoria (más o menos), lloré un poco, asistí a unas fiestas increíbles, viví unas noches de infarto y … Y también estuvo Salvador.

Esta es la portada:

LOS CHICOS DEL CALENDARIO 2

¿Os gusta? ¿Seguimos adelante con el año más excitante de nuestra vida?

Cómo empezó todo

Hola, me imagino que si has llegado a mi página es porque tienes mi libro en la mano o porque llevas horas navegando por Internet y el señor Google te ha traído hasta aquí (todos sabemos que los caminos de Google son inescrutables). Sea como sea, hola, encantada de saludarte, te ofrecería un café o un gin tonic, pero me temo que de momento tendrás que conformarte con mi historia así que aquí va.

Hace unos meses Rubén, mi novio, me dejó por Instagram. Sí, tal cual, sin anestesia ni nada; una mañana, después de haber pasado la noche conmigo, colgó una foto de sus maletas delante de la puerta de MI CASA y con dos o tres hashtags absurdos le dijo a todo el mundo que me dejaba y se iba a hacer surf a la otra punta del mundo para encontrarse a sí mismo. Imbécil.

Por desgracia no estoy exagerando, esta es la foto:

Pantalla

 

Lo que sucedió después es de película, aunque aún no he decidido si es de película de miedo o de risa o de amor. O un poco de las tres.

Ese día, el del Instabye, también conocido como el plantón más cutre y patético de la historia, Abril, mi supuesta mejor amiga, me llevó a un bar a desahogarme…y vaya si me desahogué. Entre gin tonic y gin tonic solté un discurso sobre los hombres de este país, dije que ellos son el PROBLEMA, que sin ellos la vida a nosotras, las chicas, nos iría a las mil maravillas. Dije que son malos amantes, que son aburridos, sosos, que no saben escucharnos ni seducirnos ni nada de nada. No dejé títere con cabeza y Abril lo grabó con el móvil sin que yo me diera cuenta (los gin tonics ayudaron mucho en este sentido) y lo colgó en Youtube. En serio, búscalo, verás que es verdad.

En fin, que me pasé el fin de semana encerrada en casa. Era fin de año y me juré a mí misma que jamás permitiría que volviera a pasarme algo así. A partir de ese momento iba a ser Candela de verdad, iba a luchar por mis sueños, por mi vida, y no iba a conformarme con tener a un tipo cualquiera a mi lado. Sola se está muy bien.

Pero al llegar al trabajo -trabajo de periodista en una revista- Abril, que es la mejor fotógrafa de la plantilla, me estaba esperando para llevarme a rastras al despacho del director general; un chico con los ojos demasiado negros y demasiado todo.

¿Aún crees que mi historia no es lo bastante surrealista? Pues espera. El director general del grupo editorial al que pertenece la revista, el señor Salvador Barver (el de los ojos negros), me dijo que la revista iba mal, tan mal que iban a reducir la plantilla a la mitad pero que quizá había una manera de evitarlo.

A mí no me hacía especial ilusión quedarme sin trabajo, tengo que pagar el alquiler y la vida, por desgracia, no es gratis, pero no lograba entender qué pintaba yo en todo eso.

La respuesta, si quieres saberla, está en Los chicos del calendario y ha sido el año más excitante y emocionante de toda mi vida. ¿Me acompañas a vivirlo de nuevo a través de mis libros? Y si quieres descubrir más detalles y secretos sobre mí, los chicos del calendario o este año de infarto, sígueme también en las redes 😉

Ni te imaginas lo que está a punto de suceder.

IMG_5609