Adrián Cortés (octubre)

La historia de Adrián es una de las más difíciles que me encontré a lo largo del año, la más difícil si queréis que os sea completamente sincera (y sé que lo queréis). Adrián es viudo y aceptó participar en Los chicos del calendario porque se lo pidió su mujer. Y ella no se lo pidió porque quisiera que él saliera en la revista, nada por el estilo, sino porque estaba convencida de que de lo contrario él se quedaría encerrado en su garaje.

Adrián tiene un garaje precioso en Valencia y durante el mes que estuve allí reconstruimos un coche a lo “Grease”. Cuando leáis el mes de octubre conoceréis todos los detalles de mi “gran experiencia” en el taller. Soy muy peligrosa con una llave inglesa en la mano.